Photos from Flickr

Salud, turismo, turismo de salud

En un mundo en el que el movimiento de personas de un país a otro es cada vez mayor, resulta indispensable tener cubiertas nuestras necesidades básicas, contar con la garantía de que cualquiera que sea nuestro destino, estaremos bien. Estudios recientes afirman que en Europa, en torno al 60%-70% de los viajeros solicitan asesoramiento en cuanto a salud se refiere antes de realizar cualquier desplazamiento. En España, este porcentaje se sitúa en torno al 50%.

ASISA, patrocinador del III Simposio Internacional de Marketing Turístico, IMAT 2016, lanzó al mercado el “Servicio de Medicina del Viajero y Vacunación”. Consiste en un cuidado especial para aquellas personas que vayan a efectuar un desplazamiento y comprende un estudio médico previo al viaje, cobertura durante el mismo y un reconocimiento a la llegada.

Por otro lado, el motivo de esta movilidad creciente no solo es  vacacional o profesional, los turistas buscan distintos tipos de servicios en sus destinos y los motivos pueden ser el precio, la calidad o la propia disponibilidad de dichos servicios en otros países. Entre los más demandados se encuentra la salud y numerosos países han apostado por políticas de apoyo a esta industria.

Según McKinsey & Company (2010), el turismo de salud se define como la exportación de servicios de salud dirigida a 4 áreas específicas: medicina curativa, preventiva, estética y de bienestar. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Turismo de Salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, no solo la ausencia de enfermedades. Por lo tanto, los tipos de servicios que los turistas buscan incluyen la recuperación, mantenimiento y promoción de la salud tal y como exponen en su informe sobre turismo de salud en España Auren (2013)

Si bien hay que destacar el cambio de percepción del turismo de salud, hace unos años el turismo médico tenía connotaciones negativas, haciendo alusión al uso fraudulento por parte de extranjeros (en especial, comunitarios) de los servicios públicos de salud, últimamente se está viendo como una gran oportunidad para la economía turística española.

El informe de Auren (2013) expone que España reúne las mejores condiciones para convertirse en una potencia internacional del turismo de salud, por una sanidad de reconocido prestigio en el mundo y una gran tradición turística

Según Fitur(2016): “El turismo de salud cuenta con un potencial de crecimiento anual del 20% y una previsión de facturación en España de más de 600 millones en 2019, según estimaciones del sector. En estos momentos, el turismo de salud factura ya cerca de 7.000 millones de euros en todo el mundo. Además, un turista de salud suele gastar entre 6 y 10 veces más que uno convencional

El turismo de salud cuenta con importantes nichos de desarrollo relacionados con hospitales y centros de salud homologados, balnearios, facilitadores, aseguradoras médicas, destinos de turismo de salud, agencias de viajes y turoperadores especializados, empresas de servicios complementarios homologados, empresas asociadas a clúster de salud, asociaciones y publicaciones”

Este será uno de los temas que se planteará en el III Simposio internacional, IMAT 2016, como tendencia de futuro en uno de los sectores con más auge a nivel internacional, os animamos a participar con vuestras aportaciones y experiencias, el 30 de junio y 1 de julio de 2016, en ESIC Valencia.

By | 2016-05-16T13:42:27+00:00 mayo 18th, 2016|Calidad turística, IMAT, Seguridad Turística, Turismo|0 Comments

About the Author:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies