Photos from Flickr

Escuchad a los “locos” del claustro

Siempre les hablamos a nuestros alumnos e hijos de cosas de deben hacer cuando sean mayores, obviando que ellos pueden ser, en este mismo momento, motores del cambio. Esto se puede conseguir por medio de proyectos educativos reales, siempre fundamentados por la Ley de Educación, donde los niños se sientan protagonistas del proceso llegando incluso, en muchas ocasiones, a ser un ejemplo para estos mayores que les decimos qué deben o qué no deben hacer en un futuro.

Mejorar la sociedad que nos rodea es posible y esta manera de trabajar, que a pesar de no tener nada de vanguardista, seguro que siempre funcionará. Asombrar diariamente a los niños y hacerles vivir una aventura inolvidable, al mismo tiempo que proyectan su aprendizaje a un servicio que lleva implícito un objetivo real, es posible y relativamente sencillo.

Entendemos la innovación en este sentido de realismo ejemplificador que, sin lugar a dudas, modificará a los niños a nivel personal y académico, consiguiendo valores tan necesarios como la resilencia, la empatía, la solidaridad, la valentía, el esfuerzo para sí mismo y para los demás, la superación… Guardando las actividades con las NNTT para aquellos momentos específicos y de calidad, para conseguir objetivos a los que sin ellas no podríamos llegar.

Para que este castillo de naipes se mantenga en pie y se vaya convirtiendo en una fuerte construcción de cemento, son necesarias dos cosas: en primer lugar, que nuestras familias crean en esta metodología donde se sientan también partícipes y protagonistas, y es por ello que también les abriremos las puertas de las clases, eliminando los muros que en muchas ocasiones nos separan; y, en segundo lugar, es imprescindible que nuestros equipos directivos, analicen las “locuras” que salen del claustro y nos permitan con su apoyo la realización de los mismas. Yendo de la mano de ambos es mucho más fácil tirar del carro en el que, seguramente, habrá alguna dificultad cargada, pero nada que no se pueda superar con una buena dosis de personalidad, imaginación y trabajo.

Amigo lector o compañero de batalla, imagine un barrio, un pueblo o una sociedad mejor a causa del trabajo en el aula. Es maravilloso, ¿verdad? Y posible: nosotros lo estamos haciendo.

By | 2017-03-27T19:54:17+00:00 marzo 27th, 2017|Innovación Educativa|0 Comments

About the Author:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies