El 9 de Marzo de 2019 celebramos la segunda jornada de InspiratED en ESIC Málaga, en la que tendremos el privilegio de contar con Sonia Díez, doctora en Ciencias Económicas y Empresariales, MBA por el Instituto de Empresa y licenciada en Psicología y Ciencias de la Educación.

A continuación Sonia formula las preguntas que hace tiempo que nos hemos dejado de hacer y apunta respuestas y acciones posibles, realistas y motivadoras para iniciar la transformación educativa sin perder tiempo y sin perder de vista en ningún momento lo que nuestros hijos necesitan para el futuro que se merecen.

Partiendo de una experiencia de treinta años – que a día de hoy continúa- en todos los roles que intervienen en el ámbito educativo (aprendiza, profesora, escritora, empresaria, madre, conferenciante, fundadora y directora de centros educativos), Sonia Díez ha tenido la oportunidad inmejorable de escuchar a todos y cada uno de esos colectivos “desde dentro”. De este modo, el desafío de transformar un modelo educativo ya caduco, muy superado por la evolución del mundo para el que se supone que debiera preparar a cada nueva generación de niños y niñas, la lleva a conclusiones que van más allá del recetario de deseos bienintencionados y conducen a la acción transformadora. Su libro de reciente publicación, ¡EDUCACCIÓN!, es una llamada sincera e incontestable a que superemos los límites en los que el actual modelo educativo permanece dando vueltas sobre sí mismo desde hace décadas.

Si seguimos como hasta ahora, los niños que inician hoy su vida escolar la terminarán en 2035 aún más alejados de la realidad de lo que apuntan las actuales cifras de abandono escolar, paro juvenil o calidad del primer empleo. Desatender esta urgencia en aras de sostener intereses que no sean los de los niños es la peor de las corrupciones con la que podamos lastrar su futuro.

En su presentación, Sonia formula las preguntas que hace tiempo que nos hemos dejado de hacer y apunta respuestas y acciones posibles, realistas y motivadoras para iniciar la transformación educativa sin perder tiempo y sin perder de vista en ningún momento lo que nuestros hijos necesitan para el futuro que se merecen.